¿Por qué nos gustan tanto los helados?

El helado forma parte del paisaje veraniego. Los podéis ver por la calle, en terrazas, en casa…  Cualquier rincón es bueno para tomar un helado. En sus orígenes, los helados eran un alimento destinado a la nobleza, y después se convirtió en medicamento de farmacia.

Afortunadamente, en la actualidad los helados están al alcance de todos nosotros. Y pese a lo que muchos pensáis, los helados no son una golosina sino un alimento nutritivo y saludable apto para todos, no sólo para los niños o como un capricho ocasional.

Una encuesta de la Asociación Española de Fabricantes de Helados mostraba que al 86% le resulta placentero tomar un helado y el 75% tiene la impresión de que si toma uno en el postre se siente más satisfecho con la comida previa. La razón, dicen los expertos, es que los helados funcionan como exorfinas en el sistema nervioso, como opiáceos que proporcionan  sensación de bienestar y contribuyen a reducir el estrés y a modular la ansiedad.

Ahora bien, el universo de los helados es amplísimo en cuanto a sabores y calidades.  Si queréis probar los mejores helados artesanales os recordamos que los podéis encontrar a granel  en Tahonas Debén , en  las tiendas de Santa Cristina, en la de la Avenida de Buenos Aires y en la nueva de General Sanjurjo. Y es que, ¿qué hay más placentero que tomar un buen helado artesanal?

 

ice-cream-865126_1280

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>