El protocolo del pan

El pan, un elemento tan cotidiano y que nunca falta en ninguna mesa, puede acarrear más de un problema, en lo que a protocolo se refiere.

En más de una ocasión, nos hemos sentado en una mesa y hemos dudado de cuál era nuestro pan.  Para no tener este tipo de problemas, es aconsejable saber cuál es la posición del pan en la mesa.

El pan se coloca en la parte izquierda nuestro plato, a la altura de las copas, aproximadamente. No está de más ponerlo en un platillo auxiliar para el mismo.

En una mesa, el pan no se corta con ningún cubierto. Para ello se utilizan las manos y se va cortando conforme lo vamos comiendo. Está terminantemente prohibido tomar el pan a mordiscos desde la pieza.

En el caso de que haya alguna parta del pan que no sea de nuestro agrado, como puede ser la miga, o una corteza muy tostada, separaremos esta parte y la dejaremos a un lado del platillo del pan, nunca encima de la mesa.

El pan no se moja, ni con la mano ni con el tenedor, en fuentes comunes. Nunca debe salir de nuestro plato. Si se “moja” en alguna salsa en círculos muy íntimos, se debe hacer con la mano y no con el pan pinchado en el tenedor.

Algo tan básico como el pan, puede resultar muy complejo si no seguimos esta serie de pautas.

post6protolopan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>