Cómo conservar el pan crujiente

El pan es un alimento de consumo habitual en los hogares españoles.  Raro es encontrarse a alguien al que no le guste el pan, pero también es cierto que lo preferimos tierno a la par que crujiente.

El pan es un alimento que suele endurecerse con rapidez por la pérdida de humedad en las moléculas de almidón, que es el principal constituyente en la miga del pan.

La vida del pan no es muy larga, ya que tras el horneado, se empiezan a producir cambios como la redistribución de la humedad, la retrogradación del almidón y la  pérdida de aroma y sabor.

Ahora bien, podemos hacer que éste se conserve de la mejor manera posible, siguiendo los siguientes consejos:

  • Utilizar bolsa de papel o tela para guardarlo. El plástico, en cambio, acelera la aparición de mohos.
  • Conservarlo a temperatura ambiente.
  • No meterlo en la nevera,  ya que el frío acelera la descomposición.
  • Evitar el contacto directo con el sol y conservarlo en un lugar seco.

En Tahonas Debén cuidamos con esmero la elaboración del pan, para que llegue siempre a vuestras mesas en las condiciones perfectas.

post7pancrujiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>